sensePi -> El Taller

Vamos a organizar el taller en 4 tiempos: el cuerpo, el alma, la inteligencia y la sensibilidad. Estos tiempos se trasladarán a la aparente frialdad de la informática para intentar mostrar que un computador abre puertas a muchísimos campos.

No hay objetivos manifiestos, están todos ocultos en esas 4 secciones.

 

El cuerpo: Raspberry Pi

El símil del taller somos nosotros mismos; todos tenemos un cuerpo de carne y hueso que nos da capacidad física para hacer cosas … en potencia … como diría Aristóteles, y también nos limita.

Los computadores son así, un cuerpo al que se llama “hardware”  que sustenta el alma. El cuerpo de un computador son circuitos electrónicos digitales, plásticos, metales, pulsadores, etc. y los hay para todos los gustos: altos y bajos, gastones y ahorradores, muy potentes y  muy poco potentes, pero todos, todos, todos usan los mismos principios. Tu DNI tiene la misma “arquitectura” que un supercomputador IBM Bluegene.

Aterricemos: queremos un computador para hacer cosas visuales, mecánicas, eléctricas … chulas y que no nos cueste un “pastizal”. Respuesta: Raspberry Pi

conexions-pi

Por 3 cubatas (y un par más para los complementos) tenemos un cacho computador muy similar en capacidades al del escritorio, pero sin tanta potencia. Y donde destaca, desde nuestro punto de vista, su capacidad de conectividad al exterior. Al mundo.

Hala, hala, menos rollo y sigamos con una selección de las siguientes traspas.

¡¡¡¡ ACUÉRDATE, NO ENCHUFES AÚNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN !!!

El alma: Linux

Bueno, ya está el cuerpo … frío, frío. Ahora toca insuflarle la consciencia, el alma, la mente o lo que te parezca. Digamos que es la otra parte indispensable del computador que se llama “software” es decir, las aplicaciones, el sistema operativo, tus documentos de word, etc.

Recuerda que nuestra conciencia, sentimientos, memoria, etc. es el “software”. Dejando aparte lo espiritual, el cuerpo necesita de la mente/alma y viceversa.

Pues bien, una parte de ese “software” es el “sistema operativo”, que son miles de programas de computador que dan apoyo a las aplicaciones y al usuario. Siguiendo con el símil, el “sistema operativo” empieza al nacer y va creciendo para proporcionarnos habilidades: podemos llorar, podemos coger cosas, podemos hablar, … podemos ser carpinteros, etc. Esos “podemos” son los servicios que proporciona el “sistema operativo” y, por ejemplo, ser carpintero, sería una aplicación.

Digamos que el sistema operativo es la personalidad del computador. Habrá carpinteros simpáticos y carpinteros antipáticos, habrá albañiles profesionales y chapuceros, etc.

Toma, toma que te lo doy en esto pequeñito que se llama SD. Ahí está todo.

Alimenta, espera y … tachánnnnn.

Acaba de cargar una cosa que se llama Sistema Operativo, un montón de aplicaciones, un “escritorio”, etc., etc. y estas ante una “distribución de Linux” llamada Raspbian (derivada de Debian). Se parece a tu Windows de escritorio o al de tu MAC con la diferencia de que es Libre, Free, gratis, open y hecho por gente como tu (aunque te parezca que no, incluyendo no informáticos, eh! tu y tu).

Vale, pongo el logo de Linux. A mi me parece feo, pero le tengo mucho cariño.

tux_original

Hombre, ¡que casualidad! Estamos en el aula Linus Torvalds en homenaje al señor que hizo posible esto. Si supieseis cómo ha cambiado el mundo después de Linux … por cierto vuestros móviles se basan en Linux si son Android y en FreeBSD si son iPhone. Y es muy probable que el servidor que aloja tu correo o las páginas web a las que te conectas las sirva Linux.

Hala, familiarízate un rato con el escritorio.

Bueno y a ver si se puede aprovechar algo de estas traspas. Solo alguna pincelada

El resto en vivo. No se me ocurre que instalar desde el REPOSITORIO, pero molaaaaaa !!!!!!!!!!!!!!!

(Nota marginal: puedes instalar también Windows 10. A mi no me preguntes si tienes dudas.)

La inteligencia: Scratch

Estos tíos del MIT son la bomba; han cogido la idea del lenguaje de programación Logo, lo han arreglado gráficamente, han creado una comunidad en la nube (nos lo han vendido muy, muy bien) y el resultado es Scratch. El lenguaje Scratch permite una iniciación en la programación muy sencilla y amena. Es perfecto para los niños pequeños y no tan pequeños.

Como no sabíamos quién iba a parecer en el taller, nos ha parecido que este lenguaje es el más apropiado para el público en general. Si piensas que es para niños, (te estas equivocando) pues puedes hacer todo lo que veremos en C/C++, Java, Python … y para X pues también tienes ensamblador, chulo!.

Volviendo a Scrath, el lenguaje presenta un paradigma de programación imperativo como la mayoría de los lenguajes, es decir, tu das órdenes al computador.

a gente sin ningún conocimiento de programación

scratch-web

Bueno, se puede usar Scratch mediante su página web,pero a nosotros nos interesa usarlo con la Raspberry. Ve al menú de Inicio -> Programación -> Scratch y tendrás algo similar a esto.

scratch-power

Bueno, pues a jugar en directo.

Y después a currar tu por tu cuenta (con tu compi).

La sensibilidad: Picoboard

El siguiente paso es relacionar el computador con el mundo exterior, es decir, darle la capacidad de sentir y actuar. Para ello son necesarios sensores y actuadores, y la Raspberry Pi está excelentemente preparada para ello; infinitamente más que tu PC o tu Arduino.

En la exposición tenéis algunas muestras, pero aquí vamos a usar una pequeña parte para poder transmitir la idea. Lo vamos a hacer con una Picoboard del Museo de Informática de la ETSINF.

pbarrowsusb

Os explico de que va en directo y nos ponemos manos a la obra.

NOTA: Vas a tener que cerrar el Scratch y abrir otro scratch preparado para el taller que reconoce la Picoboard.

Ahora tu.

(Colgaré foto del proyecto más chulo … o el mío).

Desmontamos la paraeta …

Y ahora que has visto la idea, pues os vamos a contar qué posibilidades de conectividad tienes en la Raspberry Pi. Aprovecharemos parte de estas traspas

THE END

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.